CÓMO GUARDAR TUS PAÑALES DE TELA

ptitle-particle1
ptitle-particle2
ptitle-particle3
ptitle-particle4

CÓMO GUARDAR TUS PAÑALES

Cuando los pañales de tela de recién nacido se van quedando pequeños, o cuando nuestro bebé deja los pañales completamente hay dos cosas que podemos hacer:
Vender o regalar nuestros pañales usados para que los aproveche otro bebé.
Guardar nuestros pañales para usar más adelante.
Si decides venderlos pero no sabes cómo te recomiendo leer esta guía, si quieres guardarlos hay varias cosas que debes tener en cuenta:
No es necesario hacer una sopa de pañales antes de guardarlos siempre y cuando tu rutina de lavado con los pañales sea buena, si dudas mejor hazlo por si acaso.
Sí es importante guardarlos limpios y, lo más importante, totalmente secos. Si se guardan con algo de humedad interna se pueden generar hongos y cuando vuelvas a coger esos pañales te llevarás una ingrata sorpresa.
También es importante guardarlos en un ambiente seco y fresco, lo mejor es guardarlos en algún material que pueda transpirar como bolsas o cajas de tela.
Si vives en un lugar con mucha humedad sí te recomiendo guardarlo herméticamente, como en una de esas bolsas de plástico con cremallera, para que no entre la humedad.
Debes tener en cuenta que, aunque queden guardados en perfectas condiciones, el pañal de tela se deteriora con el tiempo igualmente aunque no esté en uso. La parte que más fácilmente se deteriora son los elásticos. Las gomas pierden la elasticidad y cuando los vas a usar de nuevo se estiran y se rompen.
En algunas guías recomiendan sacar los pañales cada varios meses, lavarlos, estirar las gomas… para intentar evitar esto, la verdad yo no estoy segura de que con eso lo evites 100%. El tiempo que aguanten las gomas en buenas condiciones dependerá de la calidad de estas, su estado, la humedad y temperatura…
Mi recomendación es no guardar tus pañales si piensas que van a estar más de dos-tres años guardados, tienes muchas posibilidades de no poder volver a usarlos. En este caso lo mejor es venderlos para que sigan teniendo vida, también puedes guardar aquellos a los que tengas un cariño esencial, esperando volver a usarlos, y vender el resto.

Ten en cuenta también que los elásticos de la mayoría de los pañales se pueden cambiar (aquí puedes ver más info sobre esto), es un trabajo bastante sencillo pero un poco pesado si son muchos pañales.

GUARDAR TUS PAÑALES DE LANA

Si lo que vas a guardar son pañales de lana hay más factores que debes tener en cuenta, la lana es 100% orgánica y el alimento preferido de las polillas, por lo tanto es muy importante asegurarnos de guardar bien nuestros pañales si no queremos sacarlos llenos de agujeros. Para ello sigue estos pasos:

Lava tus pañales de lana en la lavadora (programa de lana) o a mano y espera a que estén totalmente secos.
Mete tus pañales en bolsas de congelado o similar, que tengan un cierre hermético. también podría ser en un tupper.
Deja los pañales en el congelador unas dos semanas, de esta manera nos aseguramos de matar posibles huevos o larvas de polillas que tengan los pañales.
Dentro del mismo recipiente o bolsa, guarda tus pañales de tela en un lugar fresco junto con los demás.
Pañal de lana comido por polillas.
Huevos de polilla en el pañal.
Pañales de lana en bolsas listos para guardar.

Leave A Comment

Melbourne, Australia
(Sat - Thursday)
(10am - 05 pm)
Cart

No hay productos en el carrito.

0
    0
    Carrito
    El carrito está vacíoVolver a la tienda